lunes, 30 de diciembre de 2013

Otro año

Mientras espero que se cargue el especial de Navidad de Downton Abbey, y porque no tengo nada mejor que hacer, voy a ver qué tal me fue con las "resoluciones de año nuevo" que hice el año pasado:

-Irme de vacaciones: sí, y dos veces (en febrero y en diciembre - por supuesto que ya estoy con ganas de irme de nuevo), y las dos a Brasil.

-Cantar: sí! Rachmaninov, Verdi, Queen! No puedo pedir más.

-Seguir tocando: no. No tuve ganas pero hace poco empecé a extrañar así que probablemente retome en marzo o abril.

-Hacer actividad física: sí! Pilates, que me gusta mucho.

-Aprender francés: más o menos. Aprendí muuuuy poco, quiero hacerlo sola pero no tengo ni la constancia ni la paciencia. A ver si junto fuerzas para el año que viene y voy a algún lugar a que me enseñen.

-Curarme la fobia al avión: mmmm no sé si me curé, pero por lo menos me animé a hacerlo, drogas legales mediante. Me di cuenta de que mientras más uno viaja menos miedo se siente, así que tendré que viajar más veces y más lejos para terminar de curarme.

-Hacer amigos: ¿conocer gente vale? Siento que puedo llegar a ser amiga de algunos de ellos.

-Salir más: no. Creo que nunca voy a poder manejar este punto.

-Sacar fotos: .

-Ser más feliz: lo fui más o menos hasta mayo, después empecé con mi maldito trastorno de ansiedad que me cagó gran parte del año, y además se murió mi perra. Afortunadamente empecé de nuevo terapia (otra distinta a la anterior) y mejoré mucho, y por ahora, con eso me conformo.

Les regalo una frase que leí hace poco:

"Que el mejor día de tu pasado sea el peor día de tu futuro".

¡Feliz 2014!

viernes, 6 de diciembre de 2013

Casamiento: cómo terminó la película

Cuando en un post anterior conté que mi amiga me había "invitado" al casamiento, en realidad debía haber dicho que me avisó por Facebook que se casaba (no dijo cuándo) y me pidió el teléfono para organizar cuándo vernos y darme la tarjeta.

Pasaba el tiempo y no tenía novedades. De repente, surgió la posibilidad de hacer un viaje el fin de semana largo de noviembre. Estuve dudando si aceptar o no, porque según algunos comentarios que había leído, en esa fecha era el casamiento de Eve. "Cómo no voy a ir, pasamos tantas cosas juntas, no me lo quiero perder, voy a quedar mal si no voy... pero ya falta poco y todavía no me dio la tarjeta, si yo le importara ya lo habría hecho, ¿cuántos años hace que no nos vemos?, cuando estoy mal no puedo contar con ella, cuando estoy contenta no lo comparto con ella, ma sí, me voy de viaje".

Días después me llegó un sms de Eve diciendo "me gustaría DE UNA VEZ POR TODAS darte la tarjeta". Bueno, keep calm, sos vos la que no te contactaste antes.  En fin, no pudimos ponernos de acuerdo en un horario para vernos así que me pasó los datos por mail. Efectivamente, se casaba en la fecha que yo iba a estar de viaje, así que le escribí muy apenada porque no iba a poder asistir, a lo cual respondió con una sola línea "qué pena, que disfrutes tu viaje, seguramente nos veremos más adelante". No sé para qué me apené tanto. Seguramente no nos volveremos a ver.

Si esto fuera una película, la escena final serían imágenes alternadas de ella casándose y divirtiéndose en su fiesta, y yo en pijama comiendo un lomito frío en una habitación de hotel. Pero contrariamente a lo triste que pueda parecer mi situación, lo pasé muy bien, y no creo que hubiera podido decir lo mismo si asistía a la fiesta.

sábado, 26 de octubre de 2013

Quiero divorciarme

Con respecto a mi trabajo, me siento como una mina que no aguanta más al marido pero que no se separa porque le conoce todas las mañas y porque le queda cómodo que la siga manteniendo.

Hace meses que estoy mal y siento que tengo que hacer algún cambio en mi vida. Tal vez deba empezar por buscar otro marido.

domingo, 13 de octubre de 2013

Casamiento

Eve, mi mejor amiga del secundario, me invitó a su casamiento y me dijo que puedo ir con quien quiera.

Pareja no tengo y dudo que la consiga en un mes, y como ella y yo hicimos caminos separados no tenemos amigos en común, aparte de las del colegio, que están casadas, por lo que en un tiempo pueden pasar dos cosas: o escribiré un post contando las desventuras de una soltera patética muriéndose de embole mientras todos se divierten, o termino como en una chick-flick, enganchadísima con un amigo del novio, que también fue solo al casamiento.

¿Apostamos?

miércoles, 2 de octubre de 2013

Eros

No sé si alguna vez lo mencioné acá pero soy fanática de todo lo italiano. Durante la etapa más fuerte de este "fanatismo" veía la RAI todo el tiempo, compraba el Corriere della Sera, entraba a sitios en italiano, escuchaba su música. Me conocía todos los personajes de la farándula italiana y cada sábado y domingo veía los partidos de la serie A. Mi hermana me acompañaba en ese amor hacia Italia (incluso se recibió de traductora) y hablábamos de esos personajes lejanos como si fueran amigos o miembros de la familia. Lo bueno de toda esa locura italiana es que aprendí el idioma sin hacer ningún esfuerzo por estudiarlo.

Por eso hace unos meses, cuando me enteré de que venía a Córdoba, le pregunté a mi hermana "vamos a ver AL Eros, no?" (No sé ustedes, yo le agrego el artículo a todos los nombres propios). El entusiasmo inicial se desvaneció un poco cuando vimos los precios de las entradas. Tampoco es que somos taaaan fanáticas de Eros. Lo queremos mucho, pero sus temas de los últimos diez años son bastante malos. Decidí esperar hasta último momento porque a pesar de todo no me lo quería perder. A lo mejor ocurría un milagro (alguien me regalaba una entrada).

El miércoles pasado, a 6 días del show, me llegó un mail informándome que la empresa en la que trabajo (auspiciante del espectáculo) me regalaba dos entradas VIP con recepción incluida. ¡Los milagros existen! O mejor dicho, las entradas estaban tan caras que tuvieron que regalarlas. La mayoría de los asientos de las primeras filas estaban ocupados por mis compañeros de trabajo y sus acompañantes.

Tenía la ilusión de poder sacarme una foto con Eros (en otras oportunidades, las esposas de mis jefes se sacaron fotos con el Chaqueño Palavecino y con Jorge Rojas) así que me puse mis mejores ropas. Ya desde la mañana Ayalén me había informado que él estaba en Córdoba y me dieron ganas de ser joven y desempleada para hacer guardia en el hotel como en las viejas épocas. En fin, no lo conocí personalmente pero hubo comida rica y regalitos (y la entrada, claro!). 

El show comenzó puntualmente, y por puntualmente digo a las 21.30 hs exactamente, tal como estaba anunciado. Había llevado la cámara de fotos escondida en una cartera grande porque no sabía si estaba permitido, y por suerte así fue, así que aproveché esos primeros temas medio pedorros para mirar más que para escuchar. Visualmente todo era muy lindo. Cuando llegó uno de los temas que me gustan, versión acústica, Eros hizo cantar al público. Ahí me di cuenta de los muertos que me rodeaban porque quedé cantando sola (las verdaderas fanáticas estaban bastante más lejos). 

Terminé la noche contenta, después de haber estado cerca de uno de mis "amigos" italianos, y agradecida por esas sorpresas que nos alegran un poquito la vida.


Cuando era más joven no me gustaba. Ahora está más bueno que una maratón de Downton Abbey.

domingo, 8 de septiembre de 2013

Cantante mediocre

1992

Escucho por primera vez "Killer Queen" y enloquezco. Inmediatamente memorizo perfectamente la melodía (la letra vendría tiempo después, cuando aprendiera algo de inglés) y empiezo a soñar con cantarla en público algún día.

2013

Estoy en un coro con el que vamos a hacer un repertorio de Queen y hay audiciones para cantar el solo de Killer Queen. Finalmente después de 20 años a lo mejor puedo cumplir mi sueño. A pesar de mis nervios y de lo nada que me gusta cantar sola, me presento a la audición. Me sale bastante bien, mucho mejor de lo que esperaba. También se presenta Romina, que en realidad canta "Somebody To Love" porque nunca había escuchado "Killer Queen". Creo que tengo esperanzas de poder cantarla yo, porque dicen que necesitan que el que la cante la tiene que saber bien.

2013, unos días después

Romina es elegida para cantar "Killer Queen". Ella tiene una voz hermosa y yo no.

Injusticias de la vida.

O por qué cuando digo que soy mediocre tengo razón.


viernes, 30 de agosto de 2013

Tres cosas buenas de mi cumpleaños n° 34

- Nada de tortas empalagosas que no me gustan para nada. Mi mamá me compró bizcochos de grasa y otros pancitos.

-Recibí tres regalos que no esperaba: una caja de bombones (siempre son bienvenidos), unas cremas de Victoria´s Secret (casi no uso pero tienen un perfume riquísimo) y un cinto de Prüne (me hacía falta!).

-Mis compañeros de coro me cantaron el feliz cumpleaños. :)